Migraña

El término migraña deriva del griego hemikranios, que significa “mitad de la cabeza”, y destaca la distribución unilateral del dolor de cabeza que afecta a algunas de las personas.

La migraña puede aparecer prácticamente a cualquier edad, aunque en la mayoría de los casos el primer episodio ocurre antes de los 40 años de edad. También puede aparecer por primera vez en pacientes de edad más avanzada, pero en estos casos la valoración debe ser muy cautelosa pues la incidencia de enfermedades intracraneales con manifestaciones similares a las de las cefaleas primarias es mayor. La incidencia de migraña en la infancia es ligeramente superior en niños, pero después de la pubertad es más frecuente en mujeres. El 90% de los pacientes tienen antecedentes familiares de migraña. A pesar de que existe variabilidad interpoblacional, varios estudios poblacionales en Europa y Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que la prevalencia de migraña es aproximadamente del 18% en mujeres y del 6% en hombres. Después del primer episodio de migraña, los pacientes suelen presentar nuevos episodios con una frecuencia variable. Aunque existen excepciones, los episodios de migraña suelen ser menos intensos y menos frecuentes con el tiempo.

Aunque en la actualidad se diferencia entre los episodios de migraña acompañados de síntomas neurológicos transitorios y focales (conocidos como aura) y los que no, estos dos tipos de migraña no son mutuamente excluyentes, razón por la cual un gran número de pacientes puede presentar ambos tipos de episodios por separado. La fase de cefalea de los dos tipos de migraña es similar y se caracteriza por episodios de dolor de cabeza unilateral y pulsátil de intensidad moderada o grave, que dura entre 4 horas y 3 días si no se trata y se agrava con la actividad física habitual. El episodio de migraña suele acompañarse de náuseas, vómito y sensibilidad a la luz o al ruido, aunque no tienen por qué estar presentes todos en un mismo paciente. La intensidad y características del dolor de cabeza pueden variar de un paciente a otro y de un episodio a otro.

En la actualidad la migraña se clasifica de acuerdo con el Second Headache Classification Committee de la International Headache Society (Headache Classification Committee, 2004) como sigue:

1.1. Migraña sin aura.

1.2. Migraña probable sin aura.

1.3. Migraña con aura.

1.3.1. Aura característica con cefalea migrañosa.

1.3.2. Aura característica con cefalea no migrañosa.

1.3.3. Aura característica sin cefalea.

1.3.4. Migraña hemipléjica familiar.

1.3.5. Migraña hemipléjica esporádica.

1.3.6. Migraña basilar.

1.4. Migraña probable con aura.

1.5. Síndromes periódicos de la infancia que habitualmente son precursores de migraña.

1.5.1. Vómitos cíclicos.

1.5.2. Migraña abdominal.

1.5.3. Vértigo paroxístico de la infancia.

1.6. Migraña retiniana.

1.7. Complicaciones de la migraña.

1.7.1 Migraña crónica.

1.7.2. Status migrañoso.

1.7.3. Aura persistente sin infarto.

1.7.4. Infarto migrañoso.

1.7.5. Convulsiones desencadenadas por migraña.

 

Headache Classification Committee of the International Society, 2004, International Classification of Headache Disorders, 2ª. Ed., Cephalalgia, vol.24, supl.1, pags. 9-195.

 

Link de: European Headache Federation

www.ehf-org.org/

Link de: The International Headache Society

www.ihs-headache.org/