Neuropatía diabética

Es el trastorno neuromuscular más común en la práctica neurológica. Casi todos los pacientes con diabetes llegan a padecerla, la mayoria con pérdida de la sensibilidad, pero con dolor discreto que logran tolerar y evolucionar sin requerir tratamiento. No obstante, muchos sufren de dolor neuropático caracterizado por sensación quemante o lancinante.

La neuropatía diabética puede clasificarse en numerosos tipos específicso:

1. Distal, neuropatía de fibras pequeñas.

2. Polirradiculopatía dibética, tambien llamada neuropatía diabética proximal o amiotrofia diabética.

3. Polineuropatía sensorial y motora.

4. Mononeuropatía diabética.

5. Mononeuropatía múltiple.

Las polineuropatías suelen ser dolorosas y pueden producir dolor quemante aunado a pérdida de sensibilidad en los pies; las manos podrían resultar afectadas con el avance de la enfermedad.

La mononeuropatía se desarrolla en muchos pacientes, con frecuencia superpuesta a una polineuropatía. Normalmente se afecta el nervio cubital, con debilidad de os músculos intrinsecos de la mano y disminución de la sensibilidad en los dedos cuarto y quinto de la mano. La neuropatía cubital bilateral es común en la diabetes mellitus. Los nervios craneales también pueden ser afectados, sobre todo el III nervio del craneo, pero tambien los nervios IV, VI o VII.

El diagnóstico de neuropatía diabética depende de los antecedentes o de los marcadores de laboratorio para diabetes mellitus en una evaluación como glucosa elevada en ayuno, hemoglobina A1C elevada o de una prueba anormal de tolerancia a la glucosa. La neuropatía puede preceder al diagnóstico de diabetes; por lo tanto se justifica el estudio y vigilancia en pacientes con factores de riesgo para desarrollar diabetes mellitus.

El tratamiento de la neuropatía diabética es principalmente sintomático, aunque el control estricto de la glucosa puede prevenir la exacerbación de la neuropatía. Los medicamentos triciclicos, los inhibidores de la recaptura de serotonina como la duloxetina y algunosd medicamentos antiepilépticos reducen el dolor neuropático en pacientes con neuropatía diabética. Se recomienda el cuidado de los pies, pues la pérdida de sensibilidad predispone al paciente diabético a lesiones e infecciones serias.