Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de una gran variedad signos y síntomas clínicos, dependiendo del sitio de lesión en el sistema nervioso; signos clínicos como reducción de la fuerza muscular, cambios de la percepción sensitiva, vértigo, trastornos visuales, signos autonómicos, etc.; el cuadro clínico, pronóstico y las secuelas, dependen del tipo de esclerosis múltiple, lo cual puede variar desde la forma en como se presentan los síntomas iniciales, que puede originarse de forma súbita y recurrente resolviéndose en un inicio sin dejar secuelas; o permanecer con secuelas de importancia. Se considera como una enfermedad neurológica con alto nivel de incapacidad en pacientes adultos jóvenes. 

Actualmente se han realizado varios avances para comprender este tipo de enfermedad, lo cual ha permitido a los neurólogo clínicos hacer una oportuna detección, mejorar el pronostico y sobrevida de los pacientes que la padecen.

Existen varios estudios publicados en la literatura internacional que describen a la esclerosis múltiple  como una enfermedad neuroinmunológica, debido a la presencia de anticuerpos producidos por el mismo paciente que lesionan los trayectos neuronales de la sustancia blanca lo que provoca la presencia de síntomas muy difusos y variados, los cuales comúnmente son detectados por los neurólogos clínicos de acuciosa experiencia.